jueves, 16 de junio de 2011

Soy Leyenda


Título original: I am Legend (1954)
Idioma original: Inglés 
Traducción: Manuel Figueroa
Casa Editorial: Ediciones Minotauro
Edición: noviembre 2007, tercera impresión diciembre 2009

¿Pero son sus necesidades más detestables que las de otros animales e incluso las de algunos hombres......, ¿es tan malo el vampiro? A fin de cuentas, sólo bebe sangre.¿Por qué entonces ese profundo odio, esa condenación eterna? ¿Por qué el vampiro no era libre de elegir su vivienda? ¿Por qué debía estar siempre oculto? ¿Por qué exterminarlos? Ah, ¿te das cuenta? El desamparado inocente ha terminado convirtiéndose en un animal perseguido. El vampiro carece de medios propios para subsistir, no puede educarse. Se le niega el derecho del voto. No es extraño que arrastre una existencia nocturna y depredadora.
Robert Neville - "Soy Leyenda" cáp. 3


Sinopsis:
Robert Neville es el único superviviente de una guerra bacteriológica que ha asolado el planeta y convertido al resto de la humanidad en vampiros. Su vida se ha reducido a asesinar al máximo número posible de estos seres sanguinarios durante el día, y soportar su asedio cada noche. Para ellos, el auténtico monstruo es este hombre que lucha por subsistir en un nuevo orden establecido.


La historia del último hombre sobre la tierra, su lucha encarnizada contra el nuevo terror, el nuevo orden imperante de este nuevo mundo desolado y habitado ahora por vampiros.
Richard Matheson busca apartarse del mito del vampiro y nos provee durante el transcurso del libro explicaciones científicas y racionales sobre la posible existencia de estos seres infernales. ¿Porqué le temen a la luz, al ajo, a las "cruces"? que mantiene vivo al vampiro si este fuera un ser real y no solo la ficción de cientos de libros que lo retratan como una leyenda, este es uno de los atractivos del libro. 


Lo más importante no solo es la explicación del vampiro es el trasfondo, la soledad y la aceptación de ella en el último hombre, como nos afecta, como podemos vivir con ella, Robert Neville lucha ahora no solo contra la soledad y la búsqueda de respuestas que le den calma, Neville ahora es el monstruo que ataca a la villa. Una nueva sociedad (de vampiros) se ha formado y nuestro protagonista no tiene cabida en ella. La normalidad es de muchos y Neville es único, la bondad es lo que hace y entiende un conglomerado de personas, la maldad es lo que hacen los apartados y solitarios de la sociedad (el conglomerado), así que normalidad esta basado en lo que hacen muchos y Neville no es normal. Los vampiros beben sangre humana, atacan de noche y descansan durante el día, son inmortales, pero en una sociedad mayoritariamente vampiresca, Neville es el inadaptado, ataca durante el día cuando son vulnerables, con estacas, ajos y descansa durante la noche.


El libro es una visión pesimista del futuro de la humanidad y como debe adaptarse a condiciones extremas que ella misma ha provocado, la guerra, el calentamiento global son ahora amenazas que nublan nuestro futuro y solo los mejor adaptados sobrevivirán.


No puedo evitar en hacer comparaciones entre el libro y las películas adaptadas de este, pero sin duda alguna el libro es mucho mejor que las adaptaciones cinematográficas existentes. Ese final que posee el libro explica muchas cosas y el porqué del título de la novela. 


Puntuación: 9/10