domingo, 17 de abril de 2011

Luego dijo...



Pero la iglesia oficial (catolicismo) ha seguido actuando como en los días de Galileo, sosteniendo obsoletos dogmas sociales, económicos y de costumbres. Estamos ante una institución arcaica incrustada en la modernidad y de la que sólo va quedando una espectacular estructura cada año más vacía. El catolicismo no hierve y al alto clero le resulta imposible detener la creciente secularización de un mundo en el que a gran velocidad se divulga una explicación no mítica del origen de la vida y del Universo.


Francisco Pérez de Antón  -El gato en la sacristía: Cuenta y razón del declive de la iglesia católica en el mundo-

viernes, 15 de abril de 2011

Anochecer

Autor: Isaac Asimov y Robert Silverberg
Título Original: Nightfall
Idioma Original: Inglés
Traducción: Domingo Santos
ISBN: 84-9793-436-9
Casa Editorial: De Bolsillo
Edición: Segunda Edición, Julio 2006


Es el viejo odio hacia todo lo intelectual que se manifiesta apenas las nociones medievales empiezan a salir a la superficie.
Siferra 89
Isaac Asimov y Robert Silverberg  - Anochecer, “Amanecer”, cáp. 37-


Anochecer es la novelización del cuento corto de Asimov del mismo nombre (Nightfall). La historia transcurre en un planeta llamada Kalgash y debido a su posición en el universo, tiene 6 soles, proveyendo luz solar de forma perpetua, los habitantes no conocen la oscuridad -Noche-, no conocen las estrellas. Para los habitantes de este planeta la oscuridad es innatural.


La novela tiene una premisa interesante, que pasaría en un mundo que tuviera 6 soles y que nunca se ocultaran, así como sucede en la Tierra, la luz en este particular planeta es perpetua, la oscuridad no es mas que una mera abstracción algo que no se puede comprender. Ciertos descubrimientos científicos, arqueológicos, astronómicos y psicológicos ponen a la luz un fenómeno natural que ellos no conocen, el Eclipse, la acumulación de datos y la forma en que este grupo de científicos trabajan es realmente buena, la explicación racional y analítica de este fenómeno basándose en la evidencia material es exquisita, por el otro lado existe el grupo antagonista, el grupo religioso dirigidos por su profeta y quienes basados en su "Libro Sagrado", portador de la verdad absoluta sabe también lo que esta a punto de suceder. Todo lo que sucede en el planeta lo vemos a través de los científicos y como ellos mismos son afectados por la oscuridad que se cierne.


Es la eterna lucha de ciencia/religión, razón/fe, cuando se ofrece una respuesta racional y concisa a lo que esta a punto de suceder en Kalgash la mayoría de la gente no lo cree, la religión dominante ve en la ciencia una amenaza ya que ofrecen la verdad y esa verdad no incluye dioses, no hay magia, fuego eterno, no hay deidades que destruyan la humanidad por sus pecados, solo es un eclipse (les recuerda esto la historia de la Tierra).


Me gusto el desarrollo de la novela, se nota que Asimov escribió los primeros y últimos capítulos, y Silverberg se dedica de la parte central, el fin de la civilización de Kalgash, el final no me dejo satisfecho esperaba algo distinto no la solución que se plantea, la civilización debe de volver a empezar pero no así. Hay que hacer de abogado del diablo para sobrevivir.


Sin duda Asimov provee a sus libros una humanidad latente a los personajes, sabemos lo que sucede alrededor de ellos, como su mundo se desmora, nos preocupamos por ellos, como entienden lo que están viviendo y como pueden o no superarlo.


Puntuación: 7/10


Mejores Frases:
Si, lo hizo..., con la sutileza de un zorro, porque su pretendida explicación respaldaba nuestras creencias, y al mismo tiempo extirpaba toda necesidad de ellas. Convirtió usted la Oscuridad y las Estrellas en un fenómeno natural y retiró de ellas todo su auténtico significado. Eso fue blasfemo.
Dialogos entre Athor 77 y Folimun 66
Isaac Asimov y Robert Silverberg. - Anochecer, “Anochecer", cáp. 24-


Esta noche es crucial en la historia del mundo, y , cuando amanezca mañana, la Gracia triunfará. Le ofrezco un ultimátum. Su gente tiene que terminar con su blasfemo intento de proporcionar explicaciones racionales a la llegada de la Oscuridad esta tarde, y aceptar a Su Serenidad Mondior 71 como la auténtica voz de la voluntad de los dioses. Cuando llegue la mañana, saldrán a colaborar con la obra de Mondior entre la Humanidad, y no se oirá nada más de eclipses, ni de órbitas, ni de Ley de la Gravitación Universal, ni del resto de sus locuras….
Folimun 66
Isaac Asimov y Robert Silverberg. - Anochecer, “Anochecer” cap. 24-

martes, 12 de abril de 2011

Yuri Gagarin: 50 años de un gran paso para la humanidad

Hoy 12 de abril de 2011 se celebran 50 años en que el primer ser humano viajo al espacio, un logró que ha quedado en el recuerdo de millones de personas, cuando pudimos finalmente abandonar nuestra madre tierra y aventurarnos mas allá de su cobijo. 50 años de un hito tecnológico igual de importante con la llegada del hombre a la luna, ya que sin el viaje de Gagarin los EUA no hubieran competido hasta superarlos en hazañas aeroespaciales, así de importante es lo que los rusos (soviéticos) hicieron. Celebremos pues este logro increíble.


50 años después seguimos iguales, ya no hay peligro de una inminente guerra nuclear entre las dos grandes superpotencias del siglo XX, pero se han acrecentado otros el calentamiento global, la hambruna, el crecimiento poblacional a un ritmo atroz, en menos de 110 años pasamos de 1,600 millones de humanos a casi 7,000 millones, y seguimos en nuestro planeta de recursos limitados. Considero que el espacio, la búsqueda de otros planetas que puedan soportar la vida pueden ser el futuro de la humanidad.


Enlaces.
Wikipedia
La Pizarra de Yuri
NASA (inglés)


Fuente imagen:
Space Facts

viernes, 8 de abril de 2011

1984

Autor: George Orwell
Título Original: Nineteen Eigthy Four
Idioma Original: Inglés
Traducción: Rafael Vázquez Zamorra
ISBN: 978-987-580-233-9
Edición: 6ta. edición marzo 2010


La libertad es poder decir libremente que dos y dos son cuatro. Si se concede esto, todo lo demás vendrá por sus pasos contados.
Winston Smith
George Orwell -1984, cáp. 7, primera parte-


Novela que ha agregado nuevas palabras al lexico de la humanidad, El Gran Hermano, Ingsoc, Neolengua, Telepantalla toman significado en las letras que plasma George Orwell en esta obra. Un gobierno totalitario controla con puño de hierro 1/5 parte del mundo, Oceanía es el nombre de este nuevo superestado que se encuentra en guerra perpetua con otros 2 superestados, el control no solo va a mas alla de la información. El pensamiento, la historia e incluso un nuevo idioma forman las herramientas para el control total y absoluto de la población.


Conforme se avanza en la lectura del libro no deja de preguntarse uno, puede ser posible algo así, un sistema de gobierno que controle todo, que sepa todo, que manipule todo, y tener éxito. George Orwell en su libro da la solución -bastante creativa- a una forma gobernante asfixiante que se ha visto en la necesidad de crear una "Neolengua" en un plan absoluto que busca el poder perpetuo.


Tratar de hablar del libro y no mencionar nada importante es difícil. Cuando se conoce al personaje principal se tiene simpatía por él, un rebelde descontento con el gobierno, mientras avanzamos en su lectura y la aparición de mas personajes, se llega a sentir una total desconfianza con quienes interactuán con él, todo es debido a la atmósfera que nos recrea Orwell, una ambiente gris, frío, desolador. En lo personal desconfié de todos pero absolutamente de todos, es un gran logro sentir esa claustrofobia de que te escuchen, y sepan hasta lo mas profundo de tus pensamientos fue aterrador. La manipulación de la información de la historia es increíble y aun así es posible creer que se pueda realizar. La guerra es solo un medio para el control,  la poca comida y el nuevo idioma (Neolengua) sirven para tal cometido, incluso el coito es solo por motivos de procreación y no de disfrute si no se quiere sufrir grandes penas. No voy a destripar el final, pero es inquietante y en cierto modo me lo esperaba.


A falta de leer Fahrenheit 451, habiendo leído ya "Un Mundo Feliz" estaría completando el tríptico de novelas basados en gobiernos distópicos por excelencia. Si alguna vez quiero formar un gobierno totalitario, en el que por supuesto sería el gran hermano, usaría "1984" como la biblia, y "Un mundo feliz" como el evangelio.

martes, 5 de abril de 2011

Luego dijo...



Somos los sacerdotes del poder..........El poder es Dios.


O'Brien   -1984 "George Orwell" -