viernes, 4 de febrero de 2011

Luego dijo...

Como las masas del pueblo son inconstantes, plagadas de deseos desenfrenados e indiferentes a las consecuencias, se las debe llenar de terror para mantener el orden. Los antiguos hicieron bien, por tanto, en inventar los dioses y la creencia en el castigo después de la muerte.


Polibio (Megalópolis, Grecia. n.200 a.C - 118 a.C)
-El mundo y sus demonios-