miércoles, 3 de diciembre de 2008

Luego dijo...

Los animales son grandiosos, uno los puede tratar mal y siempre estarán con nosotros. En su corazón no existe el odio ellos solo dan amor, ojala así fueran las personas.

Frase de mi tía días después de sacrificar a su perra al estar enferma de un tumor en el estomago.