domingo, 5 de octubre de 2008

Construcción, Machismo un realidad viva.

Después de mas de una semana no escribir nada, me aparezco por acá, no "no estaba muerto andaba de parranda", bueno lo cierto es que por motivos de trabajo estuve viajando durante el semana que paso a Santa Lucia Cotzumalguapa, Escuintla, supervisando una obra en construcción llegaba tan cansado a mi casa que no quería encender la PC. Esta obra me dio tanto problemas que no quería hacer nada cuando llegaba a casa. En Guatemala construir es todo una odisea encontrar buenos albañiles es difícil, no se les puede culpar de todo muchos de los trabajadores que estuvieron bajo mis ordenes no saben leer y escribir. Me llamo bastante la historia de un albañil al que llamaré "Juan", tiene 39 años esta casado, aprendió a leer, apenas sabe escribir y es padre de 17 hijos, si 17 hijos me quede sorprendido de tal cantidad de hijos que tiene, me contó que se junto con su esposa cuando el tenia 15 años y ella 13 años porque había quedado embarazada, que solo curso hasta 3er. primaria para trabajar con su padre que también era albañil y le había enseñado el oficio. En mi curiosidad le pregunte por que tantos hijos, me respondió:

"Mi papa me dijo que para ser todo un macho hay que tener un montón de hijos para demostrar quien lleva los pantalones en la casa y quien es mas hombre"

Su respuesta dejo mucho que pensar, si el machismo viene de la ignorancia, o la ignorancia promueve el machismo, con los trabajadores que conocí en la obra la historia es casi la misma, solo el maestro de obra había terminado Básicos y empezado bachillerato en Construcción. Trabajar en la construcción es una experiencia inolvidable la cantidad de historias de cada persona es interesante, algunas trágicas otras de humor.
En el mundo de la construcción los albañiles son considerados "mano de obra Calificada", a pesar de no tener conocimiento teórico, en la práctica hacen excelentes trabajos.