martes, 13 de mayo de 2008

La Vida es Bella "La vita è bella "


Película italiana del año 1997 y ganadora de tres oscar en 1998, una por mejor película extranjera, la segunda por mejor director "Roberto Benigni" el tercer oscar por mejor Actor a "Roberto Benigni".



ADVERTENCIA: "Si no han visto la película no sigan leyendo"

La película transcurre en la italia fascista durante la segunda guerra mundial entre 1938-1944, la historia empieza mostrandonos a Guido (Roberto Benigni) un italiano judío o descendiente de judíos que ve, conoce y se enamora de Dora (Nicoletta Braschi) la cual esta comprometida con un oficial fascista, a la cual enamora haciendose pasar primero por el intendente de educación italiano y durante una cena donde se va a comprometer definitivamente con el oficial irrumpe en escena en un caballo blanco y se la lleva, se casan posteriormente, pasa el tiempo aproximadamente 7 u 8 años tienen un hijo "Josue" (Giorgio Cantarini), es en este punto donde empieza el climax de la película, tanto Guido, Josue y el Tio de Guido son llevados por los alemanes a campos de concentración, la esposa se entera de que su esposo y el hijo han sido mandados a campos de concentración y decide entrar al mismo por voluntad propia, sabiendo Guido el destino que les depara convence a su hijo Josué de que todo es un juego.

"Empieza el juego, quien no haya llegado ya no juega. Se precisan 1000 puntos. El primer clasificado ganará un tanque nuevo. Menuda suerte. Cada día leeremos la clasificación por ese altavoz de allí, al último clasificado le colgaremos un cartel que dirá: Asno. Aquí en la espalda. Nosotros estamos en el equipo de los súper malos que gritan sin cesar, quien tenga miedo pierde puntos. En tres casos se pierden todos los puntos: los pierden, uno, los que empiezan a llorar, dos, los que quieren ver a su mamá, tres, los que tienen hambre y piden la merienda. ¡Nada de eso! Es muy fácil perder puntos, porque hay hambre. Yo mismo ayer perdí 40 puntos porque no pude aguantar y pedí un panecillo de mermelada. De albaricoque. Y el de fresa. Y nada de chucherías porque nosotros nos les vamos a dar nada, nos las comemos todas nosotros. Yo ayer me comí 20. Me duele la barriga. Pero estaban buenas. Se los aseguro. Perdonen que me vaya enseguida pero estamos jugando al escondite y sino me tocara buscar".
Guido (Roberto Benigni)


Las escenas que suceden durante los campos de concentración ya las conocemos de otras películas que hemos visto con anterioridad, pero esta es diferente Guido (Roberto Benigni) se empeña en hacer creer a su hijo que todo es un juego y eso radica lo grandioso de la película en el amor, sacrificio y la imaginación de un padre para hacer de los momentos díficiles de su vida y la de su hijo algo pasable lo hace con humor e inteligencia, tal es asi el juego que el premio mayor es un tanque el niño nunca se entera de las atrocidades que adentro ocurrieron.

El final de la película los alemanes se han ido del campo de concentración, queda el niño solitario y de pronto ve entrar un tanque, se ilusiona como solo un niño puede hacerlo te sentis identificado con el como niño con juguete nuevo, el premio que tanto le prometio su padre ahora lo tenia, ya viajando por el camino se encuentran en escena cientos de judíos caminando y en eso ve a su madre y sale corriendo para encontrarse con ella.

La escena a continuación es capaz de sacarle una lagrima al tipo mas duro. La mamá en un momento de sentimientos encontrados al ver a su hijo correr hacia ella no sabe si reir por su hijo o llorar por su esposo lo que significaba que se sacrifico para que su hijo continuara con vida.



Uno se da cuenta que una película es realmente buena cuando se comienza a hacer preguntas a uno mismo, que tal si Guido se hubiera esperado unos cuantos minutos hubiera seguido con vida, si hubiera hecho esto y no aquello seguiria con vida. Pero la vida no siempre tiene finales felices, y en la guerra los hay mucho menos, solo deja muerte y destrucción a su paso pero la vida continua y debemos ver hacia adelante honrar a los que quedaron atras y seguir

Clasificación: 8.5/10

Título: La vita è bella "La vida es bella"

Ficha técnica

Dirección
Roberto Benigni

Producción
Elda Ferri

Gianluigi Braschi

Guión
Roberto Benigni, sobre la obra "Un testimonio del Holocausto" de Vincenzo Cerami

Música
Nicola Piovani

Fotografía
Tonino Delli Colli

Montaje
Simona Paggi

Reparto
Roberto Benigni
(Guido)
Nicoletta Braschi (Dora)
Marisa Paredes (Madre de Dora)
Giorgio Cantarini (Josué)

Datos y cifras

País(es) Italia Año 1997
Género
Drama Comedia
Duración
117 minutos

Para mas Información pueden visitar la Wikipedia