domingo, 27 de abril de 2008

Entendiendo el Nuevo Testamento: Psicodrama barato

El Nuevo Testamento en su conjunto es mediocre: te repiten el acto principal cuatro veces, luego siguen con los Hechos de los Apóstoles, una secuela de lo más vulgar, y como no saben como acabarlo optan por una paja mental de arte y ensayo, el Apocalipsis. Pero si cogemos uno sólo de los evangelios encontraremos a un señor que ¡es su propio padre! Y su propio padre, es decir, él mismo, le manda morir en la cruz; la escena del huerto de los Olivos, donde se dan la mano sin pudor alguno la esquizofrenia y el desdoblamiento de personalidad, es la cumbre histórica del psicodrama. Por no hablar de toda esa iconografía basada en un hombre joven en paños menores torturado, algo que, fuera de las catedrales, sólo encontramos en los más selectos clubes gays de s/m; sí amigos, como decía una entrada anterior, Jesucristo rocks. Amen.

Enlace: Halón Disparado, Vicisitud y Sordidez