martes, 3 de julio de 2007

PLAYSTATION 2

Sigo saliendome de la tematica del blog ahora estoy vendiendo un playstation 2 en el cual incluyo 7 juegos aqui les muestro la consola.
PRECIO:
Q2,100.00 + 7 JUEGOS





Estos son los juegos que vienen con la consola y algunas descripciones de los mismos:


GTA: Vice City o Grand Theft Auto: Vice City es la cuarta entrega de la serie de aventura y acción Grand Theft Auto creada por Rockstar Games. Es el segundo juego de la saga basado en el motor de Grand Theft Auto 3. El juego se desarrolla en 1986 en la ficticia ciudad de Vice City, la cual está basada en Miami, Florida aunque el ambiente general del juego denota una marcada inspiración en la serie de los 80's Miami Vice. El juego logra captar perfectamente la época por medio de la música, los trajes y los autos.

Violencia Explícita

Dead of Rights:Claramente influenciado por el fenómeno Max Payne llega a Playstation 2 Dead to Rights, un título del genero de acción que se nos presenta como si del rodaje de una película se tratase. La verdad sea dicha, no tiene mucho que envidiarle pero Max Payne siempre será Max Payne.

Encarnaremos al policía bueno de la película, Jack Slate, que como todos los polis que se nos presentan en los juegos, son buenos hasta que se les toca en lo más profundo, o sea, su familia. Siempre acompañado de su fiel perro, que más de una vez nos ayudará a salir de algún aprieto.


Socom 2 mejora técnicamente en casi todos sus aspectos a la primera entrega de la saga, tanto en el modo online como en el offline. En esta segunda parte una vez más lideraremos a un grupo de élite del ejército estadounidense contra la amenaza del terrorismo internacional. 12 nuevas misiones para el modo offline nos llevarán a escenarios de Brasil, Rusia, Albania y Norte de África además de los 10 niveles originales mejorados que hacen un total de 22 operaciones de extracción, supresión, demolición y los nuevos modos online de incursión y escolta.

El juego se desarrolla en tercera persona y estaremos al mando del equipo asignado para cada uno de las misiones pudiendo dar órdenes de diversa índole a los miembros de dicho equipo. Las misiones no se limitarán simplemente a acribillar a balazos a todo bicho viviente que se cruce en nuestro camino como en muchos juegos de este estilo. Los momentos de descarga de adrenalina se combinan con otros de ejecución sigilosa, en los que no debemos ser detectados, debiendo acabar con nuestros enemigos de forma silenciosa a base de culatazos de arma con el uso del cuchillo. Para completar con éxito cualquier misión deberemos cumplir una serie de objetivos primarios y secundarios de dificultad diversa, que van desde la neutralización de patrullas enemigas hasta la demolición de depósitos de armamento. Para ello contaremos con la inestimable ayuda de todo un arsenal compuesto por una enorme variedad de armas, escopetas, pistolas, rifles de asalto, granadas, lanzadores de misiles... Todos los objetivos a realizar se encuentran detallados en sus correspondientes mapas de nivel, que se nos ofrecen al principio de cada misión junto con las instrucciones detalladas para llevarla a cabo, y que también podremos consultar siempre que lo deseemos durante el transcurso de la misma.


Smack Down VS RAW: En la lucha libre vemos como protagonistas principales a luchadores que normalmente toman el papel de gorilas sobre el cuadrilátero. En este deporte toma mucha importancia el teatro, la habilidad artística de cada luchador para exprimir al máximo su carisma ante el público. Y es que realmente el público es una herramienta necesaria para este "deporte" (y lo ponemos entre comillas porque más que deporte es un espectáculo que consiste en partir cabezas de la manera que sea y siempre de manera sexista. En los combates de mujeres hay que dejar a la oponente en bragas y sujetador). No hay más que ver uno de estos combates para descubrir que efectivamente es cierto, el público es la clave. Antes del combate, el público permanece ruidoso esperando la llegada de los luchadores, su presentación estelar. Es entonces cuando una voz cavernosa y vigorizante grita por encima del público presentando el espectáculo que todos los espectadores van a tener el honor de ver. A continuación hace aparición el primer gorila (todos van vestidos con cosas estrambóticas, desde una falda escocesa hasta un calzoncillo de cuero de los cortos o de piel de leopardo pasando por una armadura de pinchos y terminando por máscaras al más puro estilo de Hannibal Lecter, el carnívoro caníbal de la película "El Silencio de los Corderos"), el primer luchador. Suena una música dura y se enciende la pantalla gigante mostrando fotos y detalles del luchador entre destellos y mezclas parpadeantes. El público estalla entre griteríos y el luchador alza las manos triunfal, cruje sus huesos del cuello y se dirige al cuadrilátero sin olvidar subirse antes a las cuerdas para hacer un último saludo. Después de todo este calvario, y cuando el público se ha calmado durante un solo instante, sale en escena el siguiente luchador, el contrincante. Se repiten los vitores, tal y cual y al final terminan ambos en el cuadrilátero (aunque pueden ser más luchadores, por equipos). El caso es que el árbitro indica que empiece el combate y toda la atmósfera cobra un nuevo sentido, con un tono agobiante a decir verdad. Los luchadores se cascan a puñetazos, patadas, golpes bajos (si, de los que duelen tanto en la entrepierna), llaves de todo tipo, lanzamientos de sillas y demás objetos y hasta metidas de dedos en los ojos…en fin, una auténtica delicia para el público que está observando todo lo que ocurre en el ring y para la gente que disfruta viendo estos combates por la televisión. De todas formas hay luchadores que destacan por su forma de luchar limpia, con lo que gana cierto carisma, mientras hay otros que deciden emplear cualquier triquiñuela para vencer el combate. A veces se pasan de acera y cambian su forma de luchar. Un luchador gana cuando mantiene al oponente de espaldas en el suelo y el árbitro cuenta hasta tres. Este espectáculo tiene alguna variante interesante como el combate en la jaula.


Blowout: El protagonista de este juego de acción con scroll lateral es el mayor John 'Dutch' Cane, líder de un pelotón de mercenarios que deberá luchar contra alienígenas mutantes e impedir que conquisten el cuartel de los marines.

Desde que las tres dimensiones hicieron aparición en el mundo del entretenimiento electrónico y, sobre todo, desde que las herramientas de desarrollo permiten trabajar con ellas con gran fluidez, cualquier pretexto es bueno para utilizarlas en un videojuego.

Aunque no es la intención menospreciar a todos lo títulos que hacen gala de mundos tridimensionales, sí que es verdad que muchos de ellos abusan de despliegue técnico dejando de lado otros aspectos más importantes.

Blowout se desmarca del resto y presenta un planteamiento que, a día de hoy, roza lo novedoso, y es que lo “retro” está de moda. Con su sistema de juego en el que sólo podemos movernos de izquierda a derecha y abajo o arriba, nos trae viejos recuerdos a los que disfrutamos en su momento de las viejas glorias de los entonces llamados beat ‘em up (golpéalos) o su equivalente con armas shoot ‘em up (dispárales).

Y es que el desarrollo del juego es completamente bidimensional aunque los escenarios estén realizados en tres dimensiones, así como las explosiones, enemigos y el propio protagonista. Esto simplifica enormemente el manejo del juego fundamentalmente en las versiones de consola si, como ocurre con el que suscribe, se es bastante torpe moviéndose por ambientes 3D sin usar el ratón. Además elimina de un plumazo problemas clásicos de cámara en los juegos de acción 3D.


Tony Hawk's Pro Skater 3: Hablar de Skate es hablar de Tony Hawk. La saga memorable de este deporte urbano vuelve a la PSOne para deleite de todos sus seguidores, para demostrar que todavía se puede rizar más el rizo (o los giros) que fue TH 2. Sin excusas para convertirse en un profesional del Skate, virtualmente hablando.

El mejor skater de todos los tiempos vuelve a hacerse un hueco en la gris de Sony, y a pesar de que el espectáculo visual está muy lejos de la versión PS2, los aficionados al skate y amantes de las anteriores entregas encontrarán en este nuevo título todo el vértigo que han estado esperando desde que Tony Hawk´s Pro Skater 1 y 2 nos cautivó hace ya algún tiempo.

Activision encargó a Shaba la versión PSone de la joya que Neversoft desarrolló para PS2, y quien tenga acceso a las dos podrá comprobar de primera mano que hicieron un buen trabajo. Las diferencias no son muchas en cuanto a jugabilidad y diversión se refiere. Los cambios principalmente se deben a las restricciones que impone la propia consola, y a pesar de que los avances con respecto al Tony 2 en el apartado gráfico no son notables, sí que suponen un paso adelante en jugabilidad.

Un cambio importante con respecto a TH2 es que el dinero ha desaparecido, ya no se compran tablas ni puntos, sino que vamos desbloqueando mapas cumpliendo objetivos en los anteriores, y las nuevas tablas las encontramos escondidas en los mapas, así como los puntos de habilidad, que los vamos recopilando para poder ampliar las virtudes de nuestro skater.



ATV Offroad Fury: Ya sea por la escasez de títulos que tengan por protagonista este atractivo vehículo o por el buen equilibrio entre juego arcade y simulación, ATV Offroad Fury se ha podido mantener en el mercado como una de las apuestas más actractivas en lo que a la conducción se refiere. Hasta el momento fue Rainbow Studios quien se hizo cargo de desarrollar la serie, pero éstos han decidido pasar el testigo a Climax para dar a luz este ATV Offroad Fury 3 que simplemente se transforma en un “más de lo mismo” que poco tiene que decir que no haya dicho ya.
El hecho de no cambiar aquello que funciona a nivel de ventas se está convirtiendo en una máxima a seguir últimamente. Juegos como éste son prueba de ello, lo que hace que nos planteemos si merece la pena adquirir estás entregas, o si, por el contrario, debemos evitar en lo posible hacernos con ellas.